Luca X Nuca

Exitoso cierre de Campaña Solidaria “Luca X Nuca” para Nuestra Gente de Copiapó

Exitoso cierre de Campaña Solidaria  “Luca X Nuca” para Nuestra Gente de Copiapó

2.823.500 pesos fue la importante suma de dinero que los colaboradores(as) de nuestra Empresa donaron al Voluntariado Ariztía durante el desarrollo de la Campaña “Luca x Nuca” para nuestra gente de Copiapó; y que se cerró exitosamente el 18 de Julio de 2015 con la entrega de la última ayuda para dos vendedores y sus respectivas familias de la sucursal nortina, que perdieron prácticamente todos sus enseres producto del aluvión que afectó la zona el pasado 25 de marzo.

En la ocasión, la cruzada se dividió en dos etapas, la primera consistió en entregar los artículos que los afectados, Sergio Lizama Islame y Héctor Agurto Carrasco, necesitaban prioritariamente, por lo que durante abril cada uno recibió un refrigerador, una cocina, una cama y una lavadora. Sin embargo, las necesidades continuaron apareciendo en la medida que cada familia intentaba retomar su vida normal.

Por tal motivo, y dado que aún quedaba un excedente de la generosa ayuda donada por nuestra gente, representantes del voluntariado contactaron a ambos jefes de hogar para que dieran a conocer sus nuevas prioridades -y aunque costó convencerlos, pues no querían molestar-, uno de ellos solicitó electrodomésticos y ropa de cama; mientras que el segundo optó por materiales de construcción para edificar su sala de baño.

De esta forma el 11 y 12 de julio de 2015, una comitiva viajó hasta esta ciudad para reunirse con ambos, salir a comprar y cerrar de esta forma la campaña. Una experiencia muy emotiva, donde colaboradores y familias no sabían cómo agradecer tanta generosidad demostrada por parte de la Empresa y las personas que la integran.

“Nunca había estado en una Empresa como esta; siempre pensaba que eran organizaciones con cuatro paredes frías que lo único que les interesaba era la producción y, afortunadamente, para mí -por la situación que acabo de vivir- me doy cuenta que en Ariztía hay mucho más sentimiento y preocupación por las personas. Estoy muy feliz, junto a mi familia, por la ayuda recibida ahora y, anteriormente, porque son cosas que uno requiere para comenzar nuevamente y dejar el hogar de mis hijos cien por ciento habitable”, indicó Héctor Agurto.

Refiriéndose al voluntariado acotó que “espero que sigan organizando iniciativas de este tipo y si mañana necesitan de un cooperador más voy a estar ahí, cuenten conmigo para cualquier cosa. Si quieren ayudar a otras personas o colegas, devolveré de la misma forma lo que en estos momentos me acaban de dar”, indicó emocionado.

Sergio Lizama, en tanto, manifestó que “en nombre mío y de mi familia quiero dar mis más sinceros agradecimientos por la ayuda recibida por parte del voluntariado y la Empresa en estos momentos difíciles que nos tocó vivir. Pienso que cuando uno ayuda a otra persona sin esperar nada a cambio, también se está ayudando a uno mismo, porque eso nos hace ser mejores personas”.

Magaly Araya, esposa de Sergio, añadió que “la verdad que esta ayuda es demasiado importante para lo que pasamos. Si bien, todos te dicen que lo material se recupera, es difícil aceptarlo cuando has trabajado toda una vida para tener tus cosas y las pierdes de la noche a la mañana. Fue una experiencia traumática, lo más fuerte fue sentir que me iba a ahogar con mis hijas, mientras mi marido estaba afuera tratando de romper la puerta para rescatarnos. Hubo un momento en que pensé: hasta aquí no más llegamos, pero llegó ‘Hulk’, así llamamos ahora a Sergio, quien rompió un ventanal para salvarnos”.

Por un lado, las inclemencias del tiempo nos indican lo pequeños que somos ante los embates de la naturaleza y, por otro, lo que la generosidad de las personas y una Empresa como la nuestra, pueden hacer en beneficio de quienes más lo necesitan. Bien por todos los que ayudaron en esta noble causa!!!