0-1

Productos Marinados Ariztía

Desde 1936, Ariztía lleva cotidianamente la confianza a la mesa de las familias chilenas. La gran familia de Ariztía está conformada hoy por sus 4.500 colaboradores directos, más de 2.500 asociados y sus respectivas familias. Ellos elaboran una amplia variedad de productos en base a pollo y pavo, incluyendo cecinas, hamburguesas y nuggets, de las marcas Ariztía, Montina y otras.

Estos se exportan a más de 30 países, como América Latina (EE.UU. y México por nombrar algunos), Europa, Asia y África. Allí, la compañía satisface demandas tan diversas, como: el gusto por las pechugas en Europa y Norteamérica; las alas en EE.UU. y México; y las “patas” de pollo en los mercados asiáticos.

 

Una parte importante de nuestros productos destinados a los mercados mencionados, son sometidos a un proceso de valor agregado exigido por nuestros clientes que es el marinado, el cual también ha tenido una connotada aceptación en el mercado local por más de veinte años.

El marinado es un sistema de sazonado mediante el cual se adoba la carne con una receta que permite una adición uniforme de aditivos naturales permitidos. Puede llevar saborizantes, como: finas hierbas (romero y salvia), cítricos o extractos naturales. Su objetivo es mejorar la calidad de la carne, realzar su sabor, homogeneizar su textura y recuperar su ternura. Con la marinación, las carnes saben más sabrosas, suaves, jugosas y, además, son de fácil cocción. Por ello este proceso es utilizado hoy ampliamente en la industria cárnica, nacional e internacional y rescata una práctica de cocina tradicional y de amplio uso que se ha ocupado por siglos para cocinar las carnes, tales como: cerdo, vacuno, pavo, pollo, cordero, conejo, salmón, camarones, etc.

El marinado industrial sigue el mismo principio, usando tecnologías especialmente diseñadas y siguiendo normas reguladas por la autoridad. El producto marinado tiene un mayor valor agregado, pues implica tecnología y la utilización de ingredientes seleccionados, que le confieren a la carne los atributos ya descritos.

Ya desde mayo de 2006, anticipándose a la inquietud de sus clientes y las políticas de salud, Ariztía dejó de usar sal en sus productos marinados y ha disminuido continuamente el aporte de Sodio (hoy bajo 140 mg Sodio por cada 80 gramos de carne). Conforme a la meta de Ariztía, que es superar siempre los estándares fijados por la autoridad y por sus consumidores, incorpora en sus envases información nutricional complementaria, más allá de lo exigido en las normas de rotulación.

Por otra parte, la cantidad de marinado que contiene cada producto en su interior está rotulada en el envase y es estrictamente monitoreada por nuestro Sistema de Aseguramiento de Calidad, de manera de obtener una calidad consistente y acorde a los estándares exigidos por el mercado.

Estos procesos están definidos en la legislación chilena y de los demás países, los que Ariztía cumple en forma rigurosa. Naturalmente, no implican ningún peligro para la salud de los consumidores y se ajustan plenamente a la reglamentación vigente. En efecto, para tranquilidad del consumidor, Ariztía garantiza que sus productos, aparte de tener bajo aporte de sodio, son libres de alérgenos y sólo utiliza productos de uso habitual y normado en la industria alimenticia nacional e internacional.

De acuerdo a un estudio de mercado, en Chile existe un reducido segmento que prefiere el pollo no marinado. En nuestro interés por adaptarnos a todos los paladares, Ariztía también ofrece productos sin marinar, los que pueden ser encontrados en los distintos supermercados del país con diferentes marcas.

2

Abril 2015.

Área de Comunicaciones Ariztía