nota5-mision0-2

Misión Cumplida: “Una Navidad con Sentido para los abuelitos(as) de la Fundación Las Rosas”

“Nos dieron un poco de vida, un momento de alegría…Esto nos sirve para nuestra mente, es como una inyección de energía para nosotros. El show de los años 60´ que nos regalaron fue muy lindo. Nosotros ya esperamos la muerte, es por eso que gestos como el que han hecho hoy (17 de diciembre de 2014) -en representación de la empresa y sus compañeros de trabajo- se agradecen de corazón, pues son muy valiosos”, afirmó José Medina Medina, de 87 años, tras formar parte del evento artístico efectuado por el Voluntariado Ariztía en el marco de la celebración de “Una Navidad con Sentido” para los alrededor de 100 abuelitos y abuelitas del Hogar San José de la Fundación Las Rosas (Melipilla).

Sin duda, que esa tarde del miércoles fue muy emocionante, tanto para la comunidad del hogar como para los integrantes del voluntariado, gerentes y jefaturas y, especialmente, la familia Ariztía, representada en esta ocasión por Don Manuel, quien destacándose por su humor y picardía, hizo reír a los presentes con sus alegres palabras y saltitos de vitalidad y juventud.

Tras el discurso, nuestro presidente, junto a una importante comitiva, recorrieron el recinto para conocer en terreno los avances de las obras de pintura, huerto y jardín realizadas por el voluntariado durante su tiempo libre. Destacable fue la restauración de la imagen de San José, la cual fue pintada en su totalidad por los colaboradores Alejandro Gómez y Jaime Vargas.

Acto seguido, el voluntariado de Ariztía hizo entrega de los regalos, gracias a los aportes realizados por todos los colaboradores de nuestra empresa, y luego se dio paso a un evento artística de la nueva ola a cargo del destacado artista melipillano, Yerko Milenko, quien estuvo acompañado por el maestro de ceremonia, Julio Lozano.

De esta manera, los abuelitos vivieron una tarde de entretención y alegría, donde además recibieron los regalos que fueron adquiridos gracias a la donación monetaria de nuestros colaboradores repartidos por todas nuestras plantas y sucursales, siendo está colaboración totalmente desinteresada.

La bella jornada

Los momentos de emoción se vivieron cuando un representante del voluntariado, nuestro colaborador José Ulloa Soto, entregó una palabras para el octogenario grupo de espectadores: “efectivamente como voluntariado nos propusimos ayudar al Hogar San José, dependiente de la Fundación Las Rosas, y nos propusimos realizar algunas mejoras en su infraestructura, los jardines, en sus huertos y la parte eléctrica. A su vez hicimos algo complementario que fue la entrega de Regalos Navideños para los abuelitos. Ahora viene una segunda etapa que es mejorar el tema de los cojines, los sillones y así continuar ayudando a esta institución que tanto lo necesita”.

Quizás el momento de mayor regocijo fue cuando Don José Medina, pidió la palabra para agradecer el gesto del voluntariado, a más de alguno hizo llorar, ello porque el anciano contó que hace un tiempo atrás asumió una deuda bancaria para salvar de la muerte a su esposa. No obstante, el destino quiso otra cosa y al fallecer su mujer, se quedó solo y en la calle, siendo de esta forma recibido en la fundación. “Este lugar es muy maravilloso para nosotros que no tenemos hogar, es por eso que gestos como el que han hecho ustedes se agradecen de corazón”, señaló.

En tanto, la Directora del Hogar San José, Mónica Barros indicó que desde hace un mes que el voluntariado esta ayudando a darle una ‘manito de gato’ al hogar, pintando, arreglando el jardín… “cosas que eran necesarias para nuestra institución y hoy –créanme- se pasaron, con mayúsculas. El show, la comida, los regalos… Te aseguro que los abuelitos van a comentar esto por semanas. No tengo palabras para agradecer lo que hicieron por nuestro hogar, solo me queda darle las gracias a toda la gente que trabaja en Ariztía, porque con esto demostraron que tienen un corazón enorme”.

Quizás en esta crónica no se grafique la magnitud de felicidad que tenían los abuelitos, pero al compartir y conversar con ellos, uno se da cuenta que la solidaridad por el prójimo tiene un valor que no se compra a la vuelta de la esquina.

Aquí puedes revisar las fotos del evento:

nota5-mision

nota5-mision2

nota5-mision3

nota5-mision4

nota5-mision5

nota5-mision6

nota5-mision7

nota5-mision8